Abogados que venden la piel del oso antes de cazarlo

Todavía hay abogados que garantizan el éxito del caso. Aunque es curioso que en el caso de Aaron Swartz’s su abogado afirme esto cuando su cliente se había suicidado. Concretamente, declara en el artículo que linkeo que tenían un poderoso fundamento jurídico que les habría hecho ganar el caso.

Me sirve para prevenir de contratar a aquellos abogados que ofrecen un resultado casi garantizado. La aplicación de la Ley de depende de un tercero: el Juez. ¿Cómo es posible afirmar tan rotundamente la victoria?. Pues anda que no se han visto casos donde se ha minusvalorado al rival y menospreciado los matices de un caso aparentemente sencillo. Y, en este caso de Aaron, teniendo en cuenta, además, que tenía como acusación al Instituto Tecnológico de Massachussets.

Por otra parte está todo el hype que se ha montado acusando al gobierno de los USA de poco menos que de conspirador o tirano y canonizando a este chico que, además de ser un buen emprendedor, básicamente lo que hizo fué violar los sistemas del MIT para descargarse millones de artículos que no eran de acceso público y que formaban parte de los journales de esta institución por los que hay que pagar. Todo ello tipificado como infracción punible por robo de la propiedad intelectual según la Ley americana.

Podremos discutir si compartir descargas es robar o no, pero, en este caso, cuando te has saltado los sistemas de seguridad de terceros, ¿cómo quieren que lo llamemos?.

¿Acaso no hablamos de intimidad del trabajador cuando el empresario accede al ordenador de éste y encuentra archivos personales en él?. ¿Qué sucede, que no es inmoral, y en Estados Unidos delictivo, acceder a los servidores de una empresa sin permiso para quitarles sus activos estratégicos y dejarlos sin valor económico al ponerlos a disposición de todos los usuarios?. ¿Es que no se le generaron daños al MIT al obligarle a cambiar posiblemente su estrategia de negocio al liberar todos sus documentos?. Desde luego quedaron en desventaja frente a competencia.

Seguramente, Aaron lo hizo por una buena causa pero denota que algunos no perciben las consecuencias de sus actos o si lo hacen prefieren ignorarlo.

Como decía un amigo parafraseando a algún filósofo, los fines pueden ser legítimos pero si los medios para conseguirlos no anticipan dicha legitimidad, mejor licitud, entonces, el planteamiento es ilícito. Vamos, que el fin no justifica los medios por mucho que nos guste el resultado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s