Las regulaciones que tienen sentido

Leo que Apple dejará de vender el Mac Pro en Europa por la regulación. Por lo visto no cumplen un estándar europeo de cableado interno en uno de sus dispositivos.

Es un buen ejemplo de cómo muchas veces las regulaciones vienen siendo necesarias aunque introduzcan cortapisas a la velocidad de desarrollo de las empresas.

Si no fuera por muchas de estas regulaciones a saber la cantidad de daños que se podrían generar a los usuarios (De eso saben mucho las agencias de control de calidad de los juguetes, por ejemplo).

En el caso de Apple, además, pese a la fama que tiene de cuidar al cliente, lo cierto es que no necesariamente es así puesto que fabricó Ipods cuyas baterías duraban entre 12 y 18 meses deliberadamente, sin que luego se pudieran cambiar por lo que había que sustituir el aparato entero. La famosa obsolescencia programada.

Evidentemente eso no se decía en su publicidad. Sus anuncios más de una vez dicen cosas tan simples y evidentes como “Lo abres y funciona”, pero las contrapartidas existen como hemos visto.

Lo dicho, las regulaciones acaban siendo necesarias porque se incumple la ética que las haría innecesarias.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s