Cuando el Abogado se vuelve estratégico el caso Bimbo vs. Bimbo

Leo en Expansión que la marca BIMBO era explotada por dos empresas de alimentación competidoras entre sí pero que en su día formaron parte del grupo BIMBO, de manera que la marca venía siendo usada por dicho grupo y por la también multinacional SARA LEE.

Fruto de esta situación se generó un conflicto judicial de marcas en Europa por los derechos de explotación de la marca BIMBO entre ambos titanes.

El caso es que, recientemente, cambió todo el escenario del pleito porque SARA LEE revendió a BIMBO la empresa que en origen había pertenecido a ésta última.

Lo lógico era pensar que la demanda por la marca ante el TUE ya no tendría sentido. Sin embargo, surgió la oportunidad de aprovechar la situación creada para que dicho Tribunal dictaminara sobre la NOTORIEDAD de la marca, por lo que las partes enfrentadas (conciliadas desde ese momento) advirtieron al tribunal de las nuevas circunstancias corporativas que hacían al proceso litigioso carente de objeto y le pidieron que en la resolución que diera fin al mismo se aprovechara para declarar algo muy valioso desde el punto de vista de los intangibles de la empresa: el carácter de notoriedad del signo dada toda la prueba que se había practicado hasta ese momento.

Sin duda, los Abogados tuvieron buen ojo para agregar valor a la estrategia de sus clientes. Que una marca sea NOTORIA, y mejor aún RENOMBRADA, aumenta de manera significativa el activo de la marca y por tanto de quien la detente, así como allana el camino para futuras disputas por conflictos de marca, pues ofrece una ventaja clara el tener dicho reconocimiento legal.

Un caso de laboratorio pero un gran ejemplo de cuando la estrategia legal se puede convertir en un factor para hacer más competitivas las empresas.